Una situación insólita

Queridos amigos:

Ya se que normalmente os escribo cosas del corazón y románticas, pero en esta ocasión estaba deseando de llegar a casa para contaros algo tan insólito que me ha hecho llorar de la risa y espero que vosotros paséis un momento agradable también, ya que si cerráis los ojos e imaginais la situación seguro que os arrancará una carcajada, vereis os describo el escenario:

13.30 horas de la tarde, me dispongo a montarme en el tren de cercanías que me lleva a casa pues trabajo fuera de Madrid, el trayecto dura veinte minutos y hoy viajaba más gente de lo normal pues los viernes en muchos trabajos no abren por la ta
rde, ya todos acoplados unos sentados y otros de pie, comienza nuestro viaje, al momento suena un móvil esto no es nada raro ¿verdad?, el señor lo coge y comienza a hablar, justo a mi lado, unos segundos después suena la música de "solo ante el peligro", unos asientos más atrás, luego ya van dos, la persona que tengo enfrente de mí me mira y yo la correspondo y veo una leve sonrisa con un gesto de resignación, de repente se oye una música "papá yo quiero hasé un corrá" toma romanticismo, al parecer el dueño de ese móvil estaba un pelin traspuesto y no os digo nada el escándalo que llevaba el dichoso corral, al fiiiiiiiiiiin contesta, luego ya van tres hablando cada uno a lo suyo, a todo esto se van levantando las voces pues entre unos y otros y el ruido propio del tren aquello era increíble, por cierto no he dicho que en ese vagón entran 78 personas porque me he molestado en mirarlo, pero si pensaba que ahí había acabado todo, ¡que tontería!, ahora nos suena un mensaje, ¡madre mía! se oye la voz muy muy fina que decía "hazme casito, hazme casito que soy un mensajito", pero bueno este solo lee, que suerte hemos tenido, pero al mirar a la persona que iba enfrente la veo que su sonrisa ya iba mucho más aumentada por lo tanto la mía iba al mismo ritmo, pero aún no se nos oía.

Evidentemente todos seguían hablando y el otro contestando al mensaje, todo mezclado con las conversaciones propias de las personas que van acompañadas, pero queridos amigos en una de nuestras paradas se sube un individuo cargado con una acordeón, para animar el viaje, por si íbamos aburridos, jajajajajaja, por diossssss
sssss que lío había en ese vagón, la acordeón o estaba desafinada o los dedos no atinaban con las notas, que dolorrrrrrrrrrr de oidoooooooooos, que ganas de llegar tenía y como la música sola no tiene gracia, jajajajajaj encima también cantabaaaaaaaaaa, así está lloviendo, en fín, con todo ese escándalo oímos la risa de un bebé de lo más contagiosa, otro móvilllllllllllllllll, ya empiezo a pensar que hay una cámara oculta, porque la situación es subrealista, pero no, os invito a que por un momento cerréis los ojos e imagineis la escena que allí estábamos viviendo, porque no solo sonaban los móviles ¡que ilusa! algunos llamaban y otros iban con los mp3 a todo volumen con una música que te pone los pelos como si hubieras metido los dedos en un enchufe.

A todo esto yo iba ya riéndome sin cortarme un pelo como otros muchos, porque siempre pensé que las conversaciones telefónicas eran privadas, pero eso debía ser en otros tiempos porque al final todos hablando creo que unos iban hablando con los maridos de otros, o viceversa y los que iban a comer pollo han terminado por comer lentejas, en fin, el camarote de los hermanos Marx se ha quedado pequeño al lado de este lío que en veinte minutos se ha montado, pues he asistido a una película, hemos hecho un corral y nos hemos reído con un dulce bebé, eso sí las lágrimas de risa que he derramado hoy se hubiera merecido que rodaran un corto.


Espero queridos amigos que os haga sonreir porque así empezaremos el fin de semana con un poquito mas de alegría.

Un beso para todos, os quiero
María.

6 comentarios:

estoy_viva dijo...

Pues empiezo el fin de semana con una sonrisa gracias a tu relato, menos mal que no tenias un mal dia de esos que te molesta hasta el sonido de una mosca.
Te deseo un agradable y feliz fin de semana.
Con cariño
Mari

Maria dijo...

Querida Mari:
Muchas gracias de vez en cuando hay que reirse de las cosas cotidianas de la vida, además es bueno para la salud.
También te deseo un feliz fin de semana preciosa.
Un beso

CHARO SÁNCHEZ dijo...

HOLA MARIA TU BLOG ES MUY BONITO Y FELIZ TIENES TOTAL PERMISO PARA PONER MI OBRA UN BESAZO .

Maria dijo...

Muchas gracias Charo, sin duda podras ver tus maravillas muy bien tratadas, gracias te avisaré para que lo veas.
Un abrazo,

KUBAN dijo...

Es la parte humor´stica de la tecnología y la vida moderna excepto por el acordeón. Gracias, Maríapor venir a mi espacio y dejar tu comentario. Un abrazo.

Maria dijo...

Gracias a tí kuban, siempre tan agradecida por tus comentarios y por venir a mi pequeño espacio.
Un abrazo,