Querido Diario


Querido Diario:

Buenas noches, mi confidente, hace días que no hablo contigo, posiblemente estés enfadado conmigo, pero han sido unos días muy muy emocionantes para mí, llenos de halagos de nuestros amigos que nos leen.

Hemos recibido varios premios, sí sí varios, eso demuestra que nos quieren y me hace muy féliz.

Hoy, querido diario, no voy a continuar con mi historia, pero eso no quiere decir que no lo haga mañana, pero sí quería estar contigo para poder hacerte cómplice de mis pensamientos.

Tú me ayudas a calmarme en estos días que no estoy pasando buen momento, escibir me ayuda a relajarme y olvidar los tiempos que corren, que no son buenos, para nada.

Soy féliz porque a mi lado está mi NAUFRAGO, él me ayuda y me levanta el ánimo cuando me ve triste, nunca se rinde.

Sé que es pasajero este momento, y que hay mucha gente que tampoco lo está pasando bien, sin duda la angustia es libre de atrapar a la persona y robarte la alegría, ya sabes que no soy una persona triste, que siempre estoy riendo y animando a los de mi alrededor, pero cuando las cosas no salen como piensas, te fastidia, pero por otro lado pienso ¿porqué el tema laboral debe adueñarse de mí?, pero claro por otro lado tambien pienso ¿qué haría sin trabajo?, en fín tengo una lucha interna que me descoloca.

Me gustaría gritar con la razón, pero no sirve de nada, las empresas son frías, no tienen corazón, ves como a tus compañeros los despiden y no tiene solución, te aferras a la esperanza de volverlos a tener y ¿qué puedo hacer?, no lo sé, son momentos muy confusos, una lucha perdida, las palabras no sirven, son lanzas endebles que no causan heridas.

Me duele pensar que a todos nos puede pasar, y volver a empezar en este mar de incognitas ,de que forma se puede nadar, a que balsa te subes segura para no terminarte de ahogar.

Querido diario, alguna vez pienso que me gustaría ser más dura y que no me afectasen las cosas tanto, pero si así fuera no sería yo.

¿Ahora entiendes mi tristeza?.

Gracias diario por escucharme y dejar desahogarme, lo necesitaba.

A mis amigos les pido perdón por estar triste esta noche, pero mañana veré las cosas de otra manera.

A mi NAUFRAGO, gracias por apoyarme.

Un beso para todos, para mi NAUFRAGO y también para tí.

Os quiero, María.

9 comentarios:

Sandra dijo...

María, mañana será otro día y espero que todo esto que hoy te está afectando sea más leve cuando despiertes por la mañana.

Te mando un beso grande y un abrazo también...

ana dijo...

La verdad es que estamos viviendo días de incertidumbre, de no saber qué va a pasar.
A mi me angustia ver como hay gente que lo está pasando mal, que se quedan sin trabajo, que no encuentran, que quieren trabajar.
Un derecho reconocido que no pueden ejercer, y que necesitan ejercer para sacar a sus familias adelante.
La verdad es que he dejado de ver hasta la televisión para no oir hablar de cifras que crecen cada día, y de promesas que no llegan.

Upssssss me explayé mucho.

Bueno, a pesar de todo, intento no perder la esperanza.

Un beso muy fuerte.

Manolo Jiménez dijo...

Nos está tocando vivir momentos difíciles pero ahora más que nunca es cuando tenemos que sobreponernos a esta cruda realidad.

Abrazos cariñosos y espero reconfortantes. Y al NAUFRAGO encantador también, por supuesto.

Manolo.

estoy_viva dijo...

Por todos sitios hay malas noticias y eso a cualquier persona por poco sensible que sea le afecta, porque cada vez son personas mas cercanas que les pasa algo en el trabajo o estan casi a las puertas del paro.
Hay que levantar el animo, para que tengamos energia positiva y podamos atraer todo lo bueno.
Con cariño
Mari

Maria dijo...

Querida Sandra:

Gracias guapisima, es verdad con el día se ve de otra manera las cosas, gracias de verdad por tu ánimo.

Un beso, María.

Maria dijo...

Querida Ana:

Es verdad, la situación es de pena y promesas, promesas, jamás llegan y ni llegaran, lástima por el sufrimiento que crean.

gracias de corazón, eres maravillosa.

Un beso, María.

Maria dijo...

Querido Manolo:

Gracias a tí tambien, claro que son reconfortantes los abrazos, da gusto ver personas con tantos valores.

De nuevo muchas gracias por tu apoyo.

Un beso, María.

Maria dijo...

Querida Mari:

A tí tambien te doy las gracias, por tu comentario, por animarme y por ser tan sensible,

Gracias preciosa.

Un beso, Maria.

Maria dijo...

Y ahora para vosotros cuatro, quiero deciros que soys maravillosos, que encontraros ha sido un gran tesoro, y que aún queda gente capaz de demostrar sus valores.

Gracias, os quiero.

María.