Te Amo




Te Amo
¡Te Amo! y no es:
un te amo aniversario,
un te amo compromiso,
un te amo acostumbrado,
un te amo apurado,
un te amo también...

¡Te Amo! y es así:
un te amo enamorado,
un te amo extasiado,
un te amo demasiado,
un te amo generoso,
un te amo porque sí.

¡Te Amo!
con un “te amo”
pronunciado por los labios
mas gritado con el corazón.

¡Te Amo!
con un “te amo”
tan divino, tan humano
como jamás alguien imaginó.

(Fabián Ruiz)

Del libro PoemasdeAmor.com.ar: En la piel de tus deseos
Editorial: LibrosEnRed, 2005


Un beso para todos, os quiero
María


Diario de hojas secas


Podría obligarme a escribir
nuevas aventuras en mi diario de hojas secas,
pero me robaste todas las líneas
con tus caricias imposibles,
me robaste toda la tinta
con tus besos indescifrables,
me robaste hasta la ansiedad
que queda por dentro
cuando me dejas en el alba.

Podría obligarme a silbar
nuevas canciones en mi diario de hojas secas, 
pero me robaste todo el aire
con tu piel infranqueable,
me robaste todo el silencio
con tu voz interminable,
me robaste hasta la tristeza
que queda por dentro
cuando me dejas en el alba.


Víctor César Suárez Saa



Un beso para todos, os quiero
María


Inolvidable

Aquí os dejo con todo mi cariño uno de los temas más hermosos que se han creado. Todo un himno al amor y a la vida. Un beso para todos os quiero!!





Beso y Mundo



Cuando te beso, amor
celebro en música muy húmeda
la plenitud de la existencia.
Una luz de azafrán
se adentra entonces por mi sangre
y me ensombrece para siempre
el inútil negro de las guerras.
Todo es distinto
y en cada confrontación de labios
hay una intención cósmica
de principio y alborada.
Trampolín tan creativo
por donde nos elevamos con sueños
hasta una nube ideal 
con sed de amor y de horizontes.
Y resistimos, los dos, 
sin memoria pesimista de derrota
con la transparencia encendida palpitando
de ese beso que funde y nos renueva. 
Cuando te beso, amor, 
celebro en música muy húmeda
la plenitud de la existencia.

                                                                                                                
                                                                                                                                                                       Diego Cruz

Un beso para todos, os quiero

María